martes, 3 de mayo de 2011

HOY 3 DE MAYO ES EL DIA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA

DESDE CONVOCATORIAS DE RUEDAS DE PRENSA SIN PREGUNTAS, HASTA LA OBLIGATORIEDAD DE CONECTAR CON EL CANAL DEL PARTIDO, LOS POLITICOS, SE AFANAN EN  CONVERTIR LA INFORMACION EN UN PRODUCTO PROPAGANDISTICO, DIRIGIDO Y DE DUDOSO INTERES PARA LAS AUDIENCIAS.

El 3 de mayo se celebra cada año desde 1993- tras ser declarado por la Asamblea General e la ONU- el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Es una oportunidad para celebrar los principios fundamentales de la libertad de prensa y defenderla de los atentados contra la independencia, así como para rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el cumplimiento de su deber.
La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape) ha exigido hoy a los poderes públicos que abandonen todo intento de limitar el ejercicio del periodismo mediante leyes expresamente elaboradas con ese fin, y que respeten la independencia de los profesionales en el tratamiento de las informaciones. La federación leerá hoy un manifiesto en el que recuerda que la libertad de prensa es un derecho fundamental consagrado por la Constitución, que supone, además, "una garantía imprescindible de la buena salud de nuestra democracia".
Según la FAPE en los últimos meses se han registrado en España algunas iniciativas políticas destinadas a levantar barreras a la libertad de información y de expresión, cuyo objetivo es minar la credibilidad de los profesionales y condicionarla a los intereses de los partidos
Según este organismo la más perjudicial de todas ellas es la que impone la cobertura proporcional, con bloques electorales minutados, obligación que se ha extendido también a las cadenas privadas.
También destacan otras realidades preocupantes: "Desde la convocatoria de ruedas de prensa sin preguntas, hasta la obligatoriedad de conectar con el canal oficial del partido, la clase política española se afana en ensartar cuentas en este rosario de atropellos que convierten la información política en un producto propagandístico, dirigido y de dudoso interés para las audiencias", prosigue la Fape.
La organización tiene un recuerdo especial para todos los profesionales muertos en el ejercicio de informar y reclama la inmediata liberación de quienes se encuentran privados de libertad, como el fotoperiodista asturiano Manu Brabo, retenido en una de las cárceles del régimen libio.

1 comentario:

Anónimo dijo...

me gusta el artículo dice verdaes como puños.